Centro Psicológico SMC

En el Centro Psicológico SMC desarrollamos una metodología multidisciplinar para poder abordar la salud de cada persona de una forma integral y holística. Así, e tratamiento multidisciplinar ofrece a los pacientes un tratamiento completo y personalizado.
Pedir Cita

Información Contacto

  • Calle Cartagena 103, 1D
    C.P. 28002, Madrid
  • 662 016 880
  • centropsicologicosmc@gmail.com

Terapia de pareja y familia

Terapia de pareja

En SMC entendemos que la relación de pareja atraviesa distintas etapas a lo largo de su vida, esto puede llevar a diferentes momentos de crisis y reajustes. La pareja refleja las vivencias internas y acontecimientos externos como la educación de los hijos, rutina, estrés, excesivo trabajo…etc. Que implican la evolución y madurez singular de cada miembro.

Cada vez nos interesa más vivir plenamente la vida en pareja, y la terapia se convierte en un cuidado de este preciado vínculo; en un espacio para el crecimiento de la misma.

La "Terapia de Pareja" es una oportunidad para fortalecer la relación en un espacio de encuentro seguro y diferente al habitual, en este espacio se pueden abordar problemas de comunicación, resolución de conflictos, aumentar la asertividad, ajustar las necesidades y las expectativas, mejorar el vínculo...etc. Todo ello con el objetivo de reestablecer la armonía en la relación. Con la ayuda del terapeuta podremos ir a las raíces del vínculo para que la pareja pueda despertar sus recursos creativos y su potencial de crecimiento

Terapia de familia

En SMC ofrecemos un espacio de cuidado para que aquellas familias que sufren dolor o conflicto puedan escucharse y comunicarse de forma adaptativa, dotando de voz a todos sus miembros.

La familia es la estructura más primaria a la que pertenecemos, y en la que aprendemos y nos relacionamos. Esto condicionará nuestra forma de vivir, sufrir y/o afrontar la vida en la edad adulta. Hay muchas circunstancias que ponen "a prueba" la resistencia de esta red: desempleo y precariedad, crisis conyugales, problemas con los hijos, violencia en el espacio doméstico, enfermedades -psíquicas o físicas-, adicciones, etc. Para superar estos momentos es necesario que el entorno familiar sea un entorno de claridad, confianza, amor y respeto. Contando con la ayuda de un profesional que pueda orientarnos y acompañarnos descubriremos que todos estos cambios pueden llevarnos a conseguir una estructura familiar más fuerte y sana.