El caballero de la armadura oxidada

Anet Diner Gutverg

El caballero de la armadura oxidada es un libro de Robert Fisher clasificado dentro de los libros de autoayuda, pero que al estar escrito como una novela de aventuras y con mucho humor (Robert Fisher era guionista de comedia), ha conseguido ser un gran éxito y ha cambiado la vida de muchas de las personas que se han sumergido en su lectura.

El protagonista es un gran héroe, un caballero medieval que sigue el código de honor de la caballería andante y se considera valiente, bueno, generoso y amoroso. A pesar de ello no logra comprender muchas de las cosas que le pasan a su alrededor. Este caballero tenía una hermosa armadura que reflejaba los rayos del sol y que deslumbrado y hechizado por su brillo, usa incluso para dormir, cegándolo e impidiéndole apreciar lo que tiene a su alrededor.

Usa tanto que su esposa y su hijo habían olvidado ya como era su rostro y le ruegan que se la quite, descubriendo que se ha ido oxidando y que no puede quitársela, convirtiéndolo en un prisionero de si mismo. Decide emprender un largo peregrinaje para encontrar ayuda para deshacerse de su armadura.

Es un libro sobre la importancia de amarse uno mismo, de librarse de las barreras que no nos dejan conocernos a nosotros mismos y amarnos para ser capaces de dar y recibir amor. Es un libro sobre la transformación humana y de cómo ser mejores personas, empezando con uno mismo.

Una de las lecciones más importantes que aprende este caballero es que solo los auténticos sentimientos te libraran de la armadura, reconocer las propias emociones y necesidades, que muchas veces tenemos dentro, atascadas, son un primer paso para liberarnos del gran peso que soportamos bajo nuestras armaduras.

El caballero descubre la importancia de vivir en el aquí y en el ahora, de escuchar realmente y disfrutar del momento. También de dejar de mirarnos solo a nosotros mismos y mirar todo lo que nos rodea, aquí y ahora, en el momento presente.

Cuando va avanzando en su viaje, el caballero se da cuenta del verdadero poder del autoconocimiento, de conocernos a nosotros mismos para ser capaces de enfrentarnos a nuestros miedos. Va descubriendo piedras que carga en su interior y que debe soltar para sentirse mejor. No solo enfoca este autoconocimiento para enfrentar miedos sino también para descubrir dones y capacidades propias.

Robert Fisher paso 6 años dedicado a escribir está obra, después de varias experiencias cercanas a la muerte. Por eso también otra enseñanza de este libro es que tenemos que hallar nuestro propósito en la vida, pero para eso tenemos que liberarnos de nuestras armaduras.

Una importante lección de este libro es que la armadura tan brillante y deslumbrante, muchas veces la usamos para compensar grandes carencias, miedos e inseguridades. El verdadero enemigo puede estar en nuestro interior y que hasta que no lo enfrentemos no podremos mostrar nuestro verdadero ser.

Como decíamos, es un libro sobre el amor propio. El caballero se da cuenta que si no se ama a si mismo no puede amar realmente a otros. Para esto hay que empezar por cuidar de uno mismo y valorarse para poder amar y valorar a otros.

En este libro nos muestran claro la diferencia entre amor y necesidad. necesitar de otros para que la vida tenga sentido, para llenar las propias carencias y si está persona no satisface estas expectativas esto nos hace sufrir. Amar es aceptar al otro como es, el amor es desapegado, libre y busca que el otro este bien y disfrutar de él.

Es un recorrido por los valores de la vida, las cosas que importan de verdad y de cómo usamos armaduras para escudarnos de una realidad que no nos gusta. Una armadura que causa una buena impresión en los demás pero que no muestra nuestro verdadero ser.

La lectura es tan amena y divertida que casi no te das cuenta de las lecciones que te deja. Que te pasas días pensando en ti y como eres tú, te comparas con los personajes y te cuestionas sobre tu vida. también terminas pensando más positivamente, que la vida es maravillosa y que tú también puedes ser maravilloso.