Qué hacer y qué no hacer si tengo ansiedad

Qué NO hacer si tengo ansiedad

  • Ignorarla o reprimirla pues no hará que desaparezca sino que regresará con más fuerza
  • Relativizar y quitarle hierro diciéndote que no es para tanto
  • Invalidar tus propias emociones y pensamientos
  • Sobreexijirte diciéndote que no deberías sentir esa ansiedad, queriendo que desaparezca inmediatamente
  • Llevar en secreto que tienes ansiedad queriendo poder tú solo con todo, quizás la ansiedad te está señalando que eso no es posible.
  • Buscar en internet todo el rato sobre lo que sientes

Estas formas de afrontar la ansiedad en lugar de disminuirla la aumentan. Además son las formas de afrontamiento a las que estamos más acostumbrados en nuestra sociedad. Si utilizas alguna o varias de ellas para afrontar la ansiedad, no pasa nada, estás intentando estar mejor, pero mediante el camino erróneo. Es hora de aprender nuevas maneras. La propia ansiedad te está diciendo que necesitas cambiar algunas cosas.

Qué SÍ hacer si tengo ansiedad

  • Observa esa ansiedad y reflexiona qué te quiere decir, pues la ansiedad es una señal de que debemos restaurar el equilibrio en nuestra vida.
  • Si no comprendes por qué tienes ansiedad, está bien, no te sobreexijas intentando entender todo. Pide ayuda a profesionales
  • Valida lo que sientas y pienses en tu día a día. Si está ahí es por algo, escúchalo y acógelo.
  • Confía en que la ansiedad es pasajera, por muy alto que sea un pico de ansiedad el cuerpo está diseñado para que disminuya.
  • Acepta la llegada de la ansiedad, sin luchar contra ella, no es tu enemiga por muy desagradable que sea.
  • Comunica a las personas de tu entorno lo que te sucede.

Estas estrategias son efectivas para disminuir la ansiedad y reducir el malestar. En ocasiones ese proceso de disminución no es rápido, pero las cosas importantes requieren su tiempo. Si no sabes cómo llevarlas a cabo o ves que te cuesta mucho, está bien, no tenemos que saber cómo hacer todo, más aún cuando hay hábitos que llevamos años haciendo. En ese caso, acude a un profesional y pide ayuda, es un gran gesto de valentía y amor por uno mismo. Estás haciendo por cambiar las cosas y ese es el primer paso.