Las redes sociales en psicología

En la actualidad, las redes sociales forman parte de la cotidianidad de gran parte de la población.

Facebook, Instagram, TikTok, e incluso WhatsApp, son tal vez las más reconocidas, y son usadas por personas de casi todas las edades y prácticamente de cualquier cultura; se podría decir que cualquier persona con acceso a internet puede vincularse a cualquiera de estas redes.

A su vez, cada vez es más frecuente encontrar cuentas de profesionales de diferentes campos dedicados a informar o educar, como profesores, abogados, chefs, doctores, e incluso, profesionales de la salud mental como psiquiatras o psicólogos. En este sentido, es importante reflexionar sobre este contenido y su utilidad.

El rol psicológico en las redes sociales

 La tecnología, y por ende las redes sociales, pueden resultar herramientas realmente beneficiosas -o todo lo contrario-, dependiendo del uso que se les dé a las mismas, tanto por parte de quién crea el contenido como de quien lo consume. Así, las cuentas de psicólogos en redes sociales pueden ser una excelente fuente de psicoeducación, por medio de las cuales ampliar nuestros conocimientos relacionados con el bienestar emocional y el crecimiento personal. Sin embargo, es importante tener claro que esto no es suficiente para tratar trastornos o patologías, y el contenido de una red social no suple las necesidades de una persona con dificultades significativas.

Una cuenta de Facebook o de Instagram de un psicólogo nos sirve para conocerle un poco como profesional, conocer sus servicios, y aprender de diferentes aspectos relacionados con la salud mental, pero no es adecuado servirnos de ello para autodiagnosticarnos o tratar cualquier trastorno. Los procesos terapéuticos indagan sobre diferentes aspectos de la historia y vida de aquella persona que va a terapia, y son completamente únicos. En consulta se habla de dificultades, miedos, vacíos, herramientas, recursos… Se llega a un nivel de profundidad al cual no se puede acceder mediante posts de Instagram o de Facebook, y hay un feedback importante que no puede desarrollarse por medio de comentarios o likes.

Las redes sociales en psicología
Las redes sociales en psicología

Limitaciones de la Información en Redes Sociales

Si bien podemos aprender de buen contenido en redes sociales o realizar preguntas para aclarar dudas puntuales por medio de las mismas, seguir a diversas cuentas de terapeutas no nos brinda las herramientas suficientes para abordar patologías o dificultades complejas, y no es suficiente para realizar un proceso de autoconocimiento que permita aplicar cambios significativos y eficientes frente aquello que nos genera malestar.

Aprendamos, compartamos, divulguemos, apoyemos, pero no olvidemos la importancia y complejidad de un proceso terapéutico, en comparación con la función psicoeducativa de las redes sociales y su contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?