Explorando el narcisismo desde la perspectiva psicoanalítica

El narcisismo, entendido como el sistema que regula nuestra autoestima, se erige como un concepto clave en el psicoanálisis modular transformacional.

Exploración del narcisismo desde la perspectiva psicoanalítica

El narcisismo es un concepto complejo que ha sido abordado desde diferentes perspectivas teóricas. Aquí usaremos el significado que le da la escuela del psicoanálisis modular transformacional, la cual define el narcisismo como el sistema que mantiene el equilibrio de la representación que hacemos de nosotros mismos.

El marcador del narcisismo es la autoestima, cómo de valiosx creo que soy como madre o padre, como pareja, como profesor, como amigx… Podemos usar la metáfora del termostato: la autoestima sería la temperatura que marca y el narcisismo es el termostato, el que regula la temperatura: frente a todo lo que amenaza a la autoestima, el narcisismo se va a encargar de regularlo.

En la escuela mencionada se entiende el narcisismo como un sistema motivacional específico, con su propia estructura, contenidos y leyes de funcionamiento. Este sistema tiene como objetivo la satisfacción del deseo de sentirse valioso, competente y amado.

¿Cuál es el origen del narcisismo?

Se desarrolla a partir de las experiencias tempranas de la infancia. Los niños que reciben un amor y una atención adecuados de sus figuras de apego desarrollan un narcisismo sano. Este narcisismo tiene varias funciones: por una parte, promover la autoestima, ayuda a las personas a sentirse valiosas y dignas de amor, esto les permite sentirse seguras de sí mismas y capaces de alcanzar sus metas. Por otra parte, fomentar la autoconfianza: creer en sí mismas y en sus habilidades, enfrentarse a los retos de la vida con optimismo y determinación. 

Finalmente, facilitar las relaciones interpersonales: establecer relaciones saludables con los demás debido a que las personas con un narcisismo sano son capaces de amar y ser amadas.

Sin embargo, los niños que no reciben un amor y una atención adecuados pueden desarrollar heridas en su narcisismo que suelen clasificarse en tres tipos:

  • El narcisismo grandioso: se caracteriza por una autoestima inflada, una necesidad excesiva de atención y admiración, y una tendencia a manipular a los demás para satisfacer sus necesidades.

  • El narcisismo vulnerable: se caracteriza por una autoestima baja, una baja tolerancia a la frustración, y una tendencia a sentir envidia y celos de los demás.

  • El narcisismo masoquista: se caracteriza por una autoestima baja, una tendencia a idealizar a los demás y a sacrificarse por ellos, y una tendencia a experimentar placer a través del sufrimiento.

Paloma frente al espejo
Paloma frente al espejo

La adolescencia y el narcisismo

¿Te has sentido identificado con alguna de ellas o te han venido personas cercanas a la cabeza? La psicoterapia puede ayudarnos a identificar las causas de las heridas en el narcisismo y a desarrollar mecanismos más sanos para satisfacer nuestras necesidades de una forma más amable con nosotros mismos.

La adolescencia es otra etapa en la que el narcisismo puede ser especialmente prominente. Esto se debe a que, durante esta etapa de transición entre la infancia y la adultez, los jóvenes están en el proceso de desarrollar su propia identidad y de encontrar su lugar en el mundo. Esto puede generarles una sensación de incertidumbre y vulnerabilidad, que puede llevar a cambios en su narcisismo. Además, actualmente están expuestos a una gran cantidad de estímulos externos, como las redes sociales, la cultura popular y los medios de comunicación. Estos estímulos pueden impactar en la autoestima, al promover la imagen de un yo perfecto e idealizado.

A pesar de que la infancia y la adolescencia juegan un papel importante en el desarrollo de la autoestima, esta está en juego a lo largo de toda nuestra vida, y, por tanto, tiene la capacidad de sanar tengamos la edad que tengamos. A continuación, te dejo algunas ideas que pueden ayudarte a equilibrar tu autoestima:

  • Céntrate en tus fortalezas: Todos tenemos fortalezas y debilidades, en lugar de centrarte específicamente en tus debilidades, céntrate también en tus fortalezas. Piensa en lo que haces bien y en lo que te gusta de ti mismo.

  • Establece metas realistas: Tener metas nos da una sensación de propósito y logro. Cuando establezcas metas, asegúrate de que sean realistas y alcanzables. Esto te ayudará a sentirte más seguro de ti mismo y de tus habilidades.

  • Rodéate de personas positivas: Las personas que nos rodean tienen un impacto significativo en nuestra autoestima, rodéate de personas positivas que te apoyen y te hagan sentir bien contigo mismo.

  • Aprende a aceptarte a ti mismo: Todos cometemos errores, es importante aprender a aceptarte a ti mismo, incluso con tus defectos.
    Cuídate: Cuidar de tu cuerpo y tu mente es importante para tu salud y bienestar general, asegúrate de comer sano, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente.
Si sientes que alguna herida en tu narcisismo está interfiriendo en tu vida, es importante buscar ayuda profesional, un terapeuta puede ayudarte a desarrollar estrategias para mejorarla 🙂
 
Teresa Gómez del Campo Lázaro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?