La cara oculta de las personas narcisistas

A menudo, asociamos el narcisismo con una autoestima inflada, pero ¿qué hay detrás de esta aparente seguridad?

Comúnmente entendemos a la persona narcisista como alguien que tiene una autoestima “inflada”, que se admira, que se gusta, que se adora… se gusta tanto que caería adulado en un estanque por verse reflejado en el mismo. Lo que no esperamos es que, en ocasiones, esa sobre-admiración que presentan puede deberse justamente a una carencia, a una falta de mirada del otro, de puesta en valor, cariño y reconocimiento. Quizás conocer esto puede ayudarte a empatizar con las personas con estos rasgos, pero comprender no tiene que por qué venir acompañado de justificar comportamientos dañinos, porque la persona narcisista, igual que cualquier otra, puede hacer daño movida por sus carencias.

El estudio del narcisismo

El estudio del narcisismo se ha dividido en dos corrientes; la clínica y la de la personalidad. Siguiendo este último, podemos encontrar dos tipos de narcisismo: el adaptativo: pensar positivamente sobre uno mismo, engrandecimiento de la persona, confianza en uno mismo, necesidad de autonomía y logro (Hepper et a., 2014), sentido de liderazgo, asertividad… (Barry et al., 2010), y el desadaptativo: seguiría más la tradición clínica relacionándose con niveles altos de agresividad y defensividad, egoísmo, deseo de explotación del otro, exhibicionismo, impulsividad, búsqueda de sensaciones, sentirse en derecho sobre los demás (Barry et al., 2010).

Persona narcisista
Persona narcisista

Mayor dificultad en la interacción

Así, las personas narcisistas desadaptativas van a presentar más dificultades en la interacción con otras personas. Quizás tú mismo te sientas reflejado en estas palabras. Si fuese el caso, te proponemos que te pares a pensar en los siguientes aspectos:

  • Conócete en tu narcisismo: Identifica las dimensiones de tu necesidad de reconocimiento del otro, o de criticar al otro desde el juicio, o incluso tu posible dificultad para ponerte en el lugar de los demás.
  • Piensa en los porqués: ¿por qué tengo estas dificultades? ¿De donde vendrán? ¿Qué repercusiones negativas puede tener en mi relación con otras personas? ¿Quiero cambiarlo?
  • Piensa en el camino: Si crees que tus relaciones están siendo afectadas por estos aspectos, puedes tomar un camino terapéutico que te ayude a reconstruirte. A relacionarte de forma más cuidadosa contigo mismo y los demás. No dudes en buscar ayuda profesional y… ten paciencia.

Los procesos son lentos, dentro de todos nosotros hay patrones instaurados desde hace muchos años.

Ana

Hepper, E., Hart, C., Meek, R., Sedikides, C., y Cisek, S. (2014). Narcissism and
empathy in young offenders and non-offenders European journal of personality 28,
201-210 http://dx.doi.org/10.1002/per.1939
Barry, C. T., y Malkin, M. L. (2010). The relation between adolescent narcissism and
internalizing problems depends on the conceptualization of narcissism. Journal of
Research in Personality, 44(6), 684-690.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?